jueves, 25 de septiembre de 2008

Bipolar!!

La web rubiaguru.com ha lanzado un concurso.
Gracias a la web de un amigo, marceloferreiro.com me enteré del mismo y la propuesta me encantó.

Cualquiera puede entrar a la web y participar en un concurso para ganarse un iPhone 3G. Lo único que tenes que hacer es poner la imagen de una remera con algún texto/imagen gracioso, divertido, interesante. Ya sea inventado por cada uno, o visto en otro lado.

Yo encontré una cantidad buenísimos. Pero me decidí por uno.



lunes, 5 de mayo de 2008

About:Reconocimientos

Ayer tuve un día muy lindo.
Cumplí 10 meses con mi novio, y la pasé muy bien.
Tuve un cumpleaños al cual no me moría por ir, pero la pasé mejor de lo que imaginaba. Y sintiéndome bastante bien (luego de un buen rato igual) en esa situación social y con mi novio. Después tuve la Misa que les contaba, que fui porque se iba a mencionar al abuelo de una amiga de mi novio que falleció recientemente.

Y bueno, las cosas de la noche me llevaron a tener un mini ataque de esos "mios", tan característicos. Pero lo bueno de esta vez es que pude verlo casi al toque, pude reconocer mi falta. Llegué a mi casa y escibí en una hoja de cuadernola, primero para mí y después le terminé escribiendo a mi novio, dos hojas de "confesiones".
Dos hojas de esos pensamientos oscuros que TODOS tenemos pero que tanto nos cuesta reconocer... Es como que ni a nosotros mismos nos lo reconocemos... vemos un vestigio de la parte de nuestro interior bien podrido y nos da tanto miedo ver que tenemos "eso", que al toque con un mecanismo casi instantáneo lo escondemos y lo dejamos allí enterrado. Es claro que a medida que la vida avanza, algunos se desentierran querramos o no. Yo he desenterrado en forma casi obligada, o al menos en forma involuntaria algunos de estos pensamientos, bien básicos, casi diría como instintivos. Pero ayer sentí que desenterré uno por propia elección. Y me di cuenta de esto mientras escribía, no fue que lo estuve pensando por horas... y mientras escribía me llenaba de emociones, por un lado sorpresa de lo que escribía, por otro asco y verguenza (se cayó mi imagen idealizada), por otro lado alegría de poder decir "soy esto", y además como un sentimiento de conexión con la tierra, terrible. Fue como que sentí que me conectaba con la tierra posta, mojada, negra.. y eso era lo que yo sentía al confesar esas malas y feas y horribles intenciones/pensamientos.... Diría como ejemplo, que el hombre haga consciente realmente el hecho de que quiere matar a su padre para quedarse con su madre (esto nomás para que se entienda)

Y estuvo re bueno.
Hoy no releí esta carta, y aún no se la he dado a mi novio, pero pienso dársela.
Y creo que fue el escribir el que me dio la pala para desenterrar y sacar los gusanitos al sol. Al final del proceso, todo se siente mejor, es algo vomitivo. Cuando uno tiene que sacar lo podrido que comió, se siente muuuy mal y muchas veces no queremos vomitar (yo al menos, detesto vomitar y trato de impedirlo), pero cuando lo hago se siente mucho mejor... aunque el proceso de vomitar de deje agotado.... metafora quizás no para la hora del almuerzo, pero espero que así se comprenda mejor.

About:Misa

Ayer tuve la oportunidad de ir a una Misa en una Iglesia cerca de Rivera y Br Artigas.
Hacía mucho tiempo que no iba a una...

Cuando iba mas seguido a las misas era cuando iba al interior a visitar a mi abuela, quién es muy católica, y los domingos en que yo estaba ahi íbamos a la Misa. Casi siempre eran misas aburridas. A mi más que nada me entretenía que a veces "como era la novedad" me hacían pasar al frente a leer algún texto, o algún pasaje y encontraba divertido ese hecho... además de que me gustaba observar a la gente en la misa, sobre todo cuando se ponen a "orar".

Después, liceo católico, las misas comenzaron a ser con curas más... juveniles, o más up to date lo que las hacía un poco más entretenidas. Igual habré ido a máximo 3 en 3 años. Hasta que llegó 4 de liceo y me metí en el grupo de Misión. Y sobre eso voy a extenderme. La idea del grupo de Misión era ir a algún lugar en situación crítica, brindar ayuda de todo tipo (desde compañía hasta ropa y alimentos) y nosotros nos identificabamos como alumnos de la "Sagrada Familia", y que dispuestos a charlar también sobre Dios. Es más, la primer Misión del año (son dos por año) se hace en Semana Santa, y nosotros como grupo católico seguimos esas "reglas católicas" como, por ejemplo: ayuno el viernes (salvo un almuerzo opcional para quienes queiran), el jeuves de noche se prendía la estufa y hacíamos vigilia, por turnos (nos dividiamos en grupos y nos tocaba estar despiertos una hora frente al fuego, meditando, cada uno en la suya), y así. Durante el año nos reuníamos una vez por semana, a preparar las misiones, y también se charlaba sobre la biblia y se discutía sobre Dios, Jesús, distintas parábolas, y se hacían trabajos de profundización personal. Yo no creía en Dios católico pero igual el grupo de Misión, no era sólo eso. Y debo decir que las discuciones se daban de forma bastante abierta, y sobre todo sincera. Nadie venía y decia que la Iglesia Católica era lo mejor.

Mi primer misión fue en Flores, Trinidad. Y fue una de las mejores experiencias a nivel servicial. Me encantó. Eramos un grupo enorme (mas de 100 personas) y tuve la suerte de que el Hno Javier (quien dirigía la Misión) me alejó de todas mis "amigas" (o al menos conocidas) y me mandó junto con otras once personas a un pueblito a 30km de Trinidad. Se podrán imaginar que en el momento acsi me muero! 15 años y me mandaban a un grupo donde todos eran mas grandes, y no conocía a nadie.. y re lejos del resto, y me iba a perder "todo". Y obviamente fue excelente. Primero que nada porque tuve la experiencia de misionar específicamente, y eso me lo permitió que el grupo fuera chico, que había oportunidades para todos. Nos permitió también acercarnos a la comunidad, y acercarnos nosotros como grupo y funcionar en forma excelente. Estuvimos de sábado a miércoles en este pueblito, y cuando nos reunimos con el grupo grande nos sentimos bastante perdidos... y nos mantuvimos bastante juntos.

Respecto a la Misión en este pueblito, nos dividimos en grupos de tres, más o menos, y la idea es ir puerta a puerta, presentarnos y charlar y ver que pasa. Alguna gente te manda al diablo, otros charlan contigo un rato, y otros, que tienen una casita tan chiquitita que apenas entrábamos, y tan poca comida que casi ni les da, nos abrieron las puertas para tomar mate dulce (por supeusto con la yerba re usada y calentada al sol) con pan duro y mermelada cacera de zapallo.
Mientras tanto claro, teníamos mini misas, por llamarlo así, o al menos la religión y Dios siempre estaban presentes. Y en parte de ese año yo me sentí muy cerca de Dios, pero el católico seguía sin convencerme. Creo que ahí por primera vez entendí que si hay un dios, y que es como es para cada uno. Allí creo que nació mi divinidad interior. Un zapato para él, la Virgen María para el otro, una luz, una cara, lo que sea pero allí está y así la descubrí.
Siguiendo con la Misión, otra experiencia que me encantó fue un taller de jóvenes que hicimos, donde estuvimos charlando (por medio de fichas y cartulinas) sobre problemas típicos de los adolescentes, sobre el amor, la amistad, drogas y sexo, y pudimos enseñarle a una chica de 18 años qué era un preservativo... la información es un tesoro valiosísimo que pocas veces valoramos.

Y bueno, volvimos al grupo grande, hice la vigilia pensando en la vigilia que tuvo que hacer Jesús, que permaneció todo el jueves a la noche rezando, muerto de miedo porque sabía que lo venían a buscar, sintiéndose abandonado... y el viernes santo hice ayuno, y agradecí por la comida todos los días...

Y la Misa que tuve ayer me recordó a todo esto. Fue una Mias linda, con un cura viejo pero juvenil, "bestia" a la hora de hablar, puteando muuy sutilmente a la Iglesia y también hablando con lenguaje juvenil (es profesor de la Católica). Y me gustó estar allí, por más de no formar parte de esa creencia. De no hacer la cruz. Igual, me acordaba de muchos de los rezos y de muchas de las canciones, pero ya no las decía, yo ya encontré el dios que estaba buscando.

Esto fue como un popurrí de cosas. No le encuentro un final apropiado a este post. Podría contarles sobre la segunda Misión, podría hablarles de como extraño la Misión, y como me encantaría ponerme en contacto con este grupo nuevamente. Como me encantaría volver a la casa de la señora que tenía sinusitis, y quería salvar a su nietito de dos años del padre que lo molía a palos. O volver a la casa de un hombre nazista, quien se reconocía como tal pero no se hacía llamar un practicante, sino simplemente un idealista que compartía la visión de la raza aria...

O podría soñar y confiar que quiás mas adelante, encuentre nuevas misiones, ya que es parte de lo que yo siento que vengo a hacer a este mundo, y es algo que disfruto de corazón. Y puedo desearles también que todos se den la oportunidad de acercarse a su divinidad interior, creo que incluso diría que de acercarse al Dios Católico, pero esto es más que nada porque fue lo que a mí me sirvió. De todas maneras, se siente bien haber estado tan cerca de esto, e igual reconocerlo como ageno, pero respetando las creencias de las personas. (Quierio aclarar que en todo momento me refiero a las creencias individuales, y sin poner en debate las millones de cosas por discutir: soy un asesino pecador pero voy y me confieso y ya esta; o siempre soy pecador; o que la Iglesia es esto o que es lo otro... no... no quiero adentrarme en eso sino simplemente en la idea de la creencia de una energia, la cual no tiene que ser superior ni inferior ni nada, poqrue es nuestra).

jueves, 13 de marzo de 2008

About:you

Quiero escribirte la carta de amor más linda.
Que te llege al corazón, y que la sientas.

Te quiero!

jueves, 6 de marzo de 2008

About:Deeksha 101

Quería contarles sobre Deeksha (Diksha).

¿Qué es?

Es una transmición de energía que viene desde la India. Actúa a nivel cerebral y la idea básica es como que cada uno pueda verse a sí mismo. Deeksha es la bendción de Unidad. Estar en comunión con el todo y con uno mismo.

La palabra Deeksha (proveniente del Sánscrito) significa Semilla. Deeksha es la semilla de luz que florece en tú corazón llevándote a la más bella experiencia de comunión con Dios, un experiencia donde los límites desaparecen, donde tú eres Todo

No es como el reiki que más que nada actúa a nivel físico, o a nivel curativo. Deeksha trata de que tengas un despertar de conciencia. Que te veas a vos mismo y a tus reacciones y puedas aceptartlas y así no hay luego culpas ni remordimiento. Claro que es un proceso, y todo esto que escribí acá suena como "la típica", pero realmente no lo es. Es algo que vos te das cuenta que de a poco pasa.

De todas maneras, lo ideal es que cada uno vaya y experimente. Y luego saca sus propias conclusiones. Para todos aquellos que alguna vez escuchen hablar, vayan y prueben. Y para los que viven en Montevideo, yo voy a ir pasando las fechas.

¿Quién puede dar Deeksha?
Estas personas son los "Deeksha givers" o "Facilitadores de Unidad". Para ser uno de ellos, hay que ir a India, a la Oneness University (Universidad de la Unidad), vivir un proceso, experimentarlo y aprender lo necesario para luego transmitirlo a los demás.

Sri Bhagaván y Padmavathi Amma son los fundadores de la Oneness University. Son quienes llevan adelante todo el proceso de despertares de conciencia a nivel mundial.

La Visión, Misión y Propósito de Sri Bhagaván y Padmavathi Amma y los instructores alrededor del mundo, es llevar a cada ser humano y a la humanidad como un todo a otro estado de conciencia, a través de un proceso real y palpable donde cese el sufrimiento en todas sus manifestaciones (límites, pobreza, miedos, vacío) y se reestablezca el equilibrio y la comunión en la relación con otros seres y con la naturaleza. Es también parte de la Visión entregar la Semilla de Iluminación a todo aquel que desee caminar en este proceso de forma irreversible.

Esto mayoritariamente es como la meta a largo plazo. Que también puede sonar a la típica... Respecto al tema de los pobres, por ejemplo, lo que creen ellos es que hoy en día los pobres que hay es porque tienen que estar. Porque es el equilibrio que el mundo encontró hoy en día. Y si seguimos por este camino, si yo saco tres pobres aquí, aparecerán tres pobres allá, y así sucesivamente. Por eso ellos creen que el verdadero cambio radica en un despertar global, en un cambio de camino y de conciencia a nivel grupal, mundial.

¿Cuál es el dios?
¡El que quieras! Y esa es otra de las cosas que me encanta de Deeksha. La divinidad es quien tu quieras. Todos creemos en algo, alguien. No existen los ateos. En dios, Dios, en la hoja del arbol, en mi champión o en la caca de mi perro. No importa cuál sea mi "imagen de divinidad", pero debemos reconciliarnos con ella (aquellos que no la concibamos). Por ser "divinidad" no tengo porqué hablarle "Querido Señor, perdóname".. noooo! Le hablás como quieras! según como sea la imagen que tengas, según como sea tu relación. Podes hablarle como a un amigo, a un padre, una madre, un perro, lo que sea. No hay que adpotar creencias nuevas ni abandonar viejas. La energía Deeksha te llevará a la más profunda experiencia de lo que sea Sagrado para ti: Dios, la Naturaleza, tu realización personal, etc.

¿Cómo se da la transmisión Deeksha?
Hay varias maneras: - La más usual es mediante el contacto de las manos encima de la cabeza de quien recibe. - Se puede recibir deeksha en grupo cogiéndose de las manos, en círculo. - Con la mirada. - A través de la música (si el músico es transmisor). - A través del cuerpo, con la danza - Con la intención... ... pero siempre desde la Presencia. Antes de la transmisión, normalmente, se realizan unas meditaciones preparativas específicas.

¿Cómo actúa la energía Deeksha?

El efecto del Deeksha es a nivel neurobiológico, en dos de las 7 áreas cerebrales con lo que se disminuye la sensación de separación (Yo con el mundo y los demás), se produce la disolución progresiva del sufrimiento personal y se da la apertura de la experiencia de Unión con el Todo; vivir la realidad tal cual es con la subsiguiente apertura del corazón y la sensación de gozo y plenitud.

Deeksha es para todos. Para todos aquellos que estén interesados en transitar un nuevo camino que ojalá se vuelva mundial.

¿Cómo lo conocí?
Mi novio participó en un taller vivencial sobre el Eneagrama (otro tema para contarles luego). Un día, recibe un mail que en el mismo centro donde se da el Eneagrama, una fulana va a "dar" algo que se llama Deeksha, una forma de transmición de energía. Leímos juntos el mail, estaba escrito de forma super casual, y alegre. Decía "lleven a un ser querido". Nosotros, que nos encantan "estas cosas" quedamos enganchados y fuimos.

Tuvimos la suerte de ir y de conocer a una persona fabulosa. Sol es una de las "Deeksha givers" uruguayas. Fuimos y tuvimos la suerte por segunda vez de hacer una de las meditaciones más fuertes. La meditación de unidad, donde hay que llevar una respiración agitada y complicada. Y fue lo maximo. Las emociones afloraban, las imágenes. Hubo carcajadas y hubo llantos. Deeksha es dicha, y realmente te lo hace sentir. Incluso que sean meditaciones para vernos a nosotros cuando no nos queremos... hasta en esos momentos aflora la dicha y logramos amarnos. Y de ahí no paramos de estar en contacto con lo que tiene que ver con Deeksha. Tiempito después, vivimos un taller de un día y los cuatro principios de Deeksha.

¿Cuáles son los 4 principios?
Como dije antes, pero repito aquí por las dudas, no hay que creer en nada para recibir deeksha. Estos "principios" son una especie de lineamientos generales de lo que estas personas creen, y bueno, en cierta forma apuntan a "mejorar" estas cosas con los deekshas.
1) El cuerpo
2) Abundancia
3) Las relaciones
4) La unidad

Queda para la próxima clase contarles sobre estos principios, que realmente es interesantísimo, y sobre todo mi experiencia (y supongo que la de mi novio tambien jeje) a la hora de "vivir" estos principios el día del taller. No falten!!!




*** Las frases en cursiva no son mías

miércoles, 5 de marzo de 2008

About:Let it flow

Hoy es una noche como el día.
Aquí en Montevideo hace días que llueve y llueve.

Hoy es una noche en la que estoy un poco invadida por la angustia.
Tuve un día bastante bueno: el trabajo estuvo ajetreado, pero luego pasé a buscar a mi novio, fuimos a su casa, comimos rico, nos reímos y mandamos unos mails.

Luego fui a mi psicóloga (gestáltica, mezcla otras terapias, mucho trabajo con el cuerpo, respirando la emocion, seguro otro día cuento más). Estas últimas sesiones están polenta, y quizás me mueven mucho más de lo que imagino.

Además mañana tengo un exámen, y siempre tengo mucha desconfianza a la hora de dar un exámen. Pero además de todo, mañana hay Deeksha*. Y parece que va a estar salado, es afuera. Y empieza 20.15 y voy a llegar tarde. Y tengo que ir sola.... y no me lo quiero perder.

No digo nada en este post, o tal vez lo digo todo. No tengo ganas de ahondar en mi angustia, simplemente quiero dejármela sentir. Mañana les cuento más de mis terapias, y sobre todo de Deeksha. Quiero dejarlo posteado aquí para ver lo que siento planteado por arriba, aquí. Y porque quiero hablar, pero no se de qué. Y porque quiero que me hablen, pero no se quién.

Además, tengo que aprender a dejarme sentir "mal". Y mañana es un nuevo día. Y doy el exámen, y empiezan mis vacaciones. Espero mañana tener mas tiempo y contarles más.

Gracias, hoy han sido mis confidentes.



----
* Deeksha es una forma de transmisión de energía. Es algo que está buenísimo, actúa a nivel cerebrla. Luego voy a contarles mas de esto, porque quiero que todos uds conozcan lo que es.

martes, 4 de marzo de 2008

About:Ocho meses en un parque


Los parques tienen eso de mágico, que hay momentos en los que se convierten naranjas. La luz del sol es hermosa y no llega a molestarte en los ojos. El calorcito es agradable y hay un viento fresco que hace volar las hojas.

Se escuchan las risas de niños jugando, que a veces se confunden con las nuestras. Nuestro pareo en el suelo, con comida cerca y algo interesante para leer junto con un mazo de cartas. Juegos de mano, abrazos, gritos, descanzos, risas.

Pero hay veces que llueve y en el parque no hay refugios, salvo que logremos a tiempo ponernos debajo de algún arbol grande (el cual no siempre está, o no siempre lo vemos, o no siempre podemos llegar a él). Y se nos ensucian los pies con el barro del pasto mojado, nos ponemos gruñones, se arruinan quizás algunos papeles, no hay gente. A veces se pone tan, tan gris que parece que el mundo se va a acabar ahí mismo, que las nubes nos consumen, que estamos perdidos, que no hay solución. Que no vale la pena esperar el día de sol.


... pero si lo vale.


El parque es el mejor lugar del mundo, o al menos, es exactamente en el lugar que yo quiero estar. Con sol, con lluvia. Con sol que achicharre y con lluvia que empape. Parte del crecimiento es amoldarnos a lo que el parque nos dá. A encontrar dentro de nosotros mismos el árbol que nos cubra y los lentes de sol que nos protejan. Y recordar que el esfuerzo está para enseñarnos. La dicha de estar juntos es demasiado grande como para que un par de truenos nos tiren abajo.



Conocerte, lindo, me cambió. Me hizo crecer y hasta el día de hoy me enfrento a cosas que nunca creí posibles. He pasado por lugares que tampoco imaginaba y me encuentro en un punto en el que puedo, a pesar de todo lo que falta, estar orgullosa de mí. Y mucho te lo debo a vos. He grafiteado paredes en mí que marcan momentos esenciales. Y arriba de todo me enseñas a verme. Primero podía verme reflejada en tus ojos, ahora ya muchas veces puedo verme en mí. Pude aprender tanto de los sueños, crecer en nuevos caminos que están cada vez más cerca de aquello que voy descubriendo que es lo mejor. Y tenerte ahí, cerca, es increíble. Y todos los días mi amor florece un poquitito más. Gracias. Deeksha.

8 meses de novios, casi 3 años de vidas y caminos compartidos. Porque el tiempo y la distancia nunca nos desconectaron.